Páginas

martes, 9 de diciembre de 2008

Llegó la hora de la verdad...

Por fin he encontrado el momento y la motivación adecuada. Mañana por la mañana haré algo impensable hasta hace bien poco: madrugar para correr. Por supuesto, el calentamiento lo haré esta tarde en el Decathlón, tarjeta de crédito en mano. Por lo menos que me haga ilusión estrenar algo...

Si consigo sobrevivir os cuento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada